Pérdida por la junta de los inyectores.

Debido al calor constante y la presión ejercida por los gases en la cámara de combustión, con el tiempo, las juntas de los inyectores se gastan, se deforman y ya no sellan bien ese encuentro, provocando que parte del combustible salga con un sonido similar a un aspersor. Esos gases, junto con la condensación de […]

Sigue leyendo...