Pérdida por la junta de los inyectores.

Inyector_zps0b56f326Debido al calor constante y la presión ejercida por los gases en la cámara de combustión, con el tiempo, las juntas de los inyectores se gastan, se deforman y ya no sellan bien ese encuentro, provocando que parte del combustible salga con un sonido similar a un aspersor. Esos gases, junto con la condensación de agua de la atmósfera se posan en la parte superior del motor, formando una pasta similar al alquitrán. Si este problema no se corrige a tiempo, podemos llegar a tener serios fallos más adelante. Cuanto más se tarda en limpiar esa pasta, más dura y persistente se hace, aumentando las horas de trabajo y la dificultad seriamente.

Cambiar esas juntas no supone demasiado esfuerzo, quizás el más destacable sería el de sacar los inyectores de su sitio, que muchas veces están encasquillados y se necesitan herramientas especiales para hacerlo sin dañarlos. Por eso es aconsejable dejar esta faena en las manos de un mecánico antes que echarle mano nosotros mismos.

Publicado en Síntomas y Consejos y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *