La belleza del estilo americano. El Fastback

Pienso que hay muy pocos que no conozcan el auténtico músculo americano, cuando se trata de automóviles, claro está. Esas líneas inconfundibles en la carrocería, ese frontal agresivo, el rugido de un V8… El Fastback enamora a cualquier amante de coches.

35_Stout_Scarab_DV-06_PBI_001Para entender la historia de este estilo, nos tenemos que remontar a los años 30, con un tal William Bushnell Stout. Por esa época, el mundo del automóvil empezaba a beber del mundo aeronáutico. Empezando a adoptar la aerodinámica como algo propio, algo necesario y algo vistoso. Bushnell fue el primero en introducir el estilo Fastback. Continuando la linea del perfil en la parte trasera del coche, se mezcla y se confunde en una sola pieza el techo y el capó del maletero. Bushnell aplicó este concepto en el Stout Scarab, un monovolumen pionero en su época, ya que el cuerpo y el chasis era uno solo, no estaba separado como los demás automóviles con los que compartía carretera. Introdujo la aerodinámica y conquistó a los conductores. Poco a poco el estilo empezaría a coger fuerza e imponerse en otras marcas. Llegando hasta la renombrada Ford con sus famosos Mustang.

 

 

PACKARD_1106_TWELVE_AERO_SPORT_COUPE_LEBARON_1934_2Solamente 3 años más tarde aparecía el Packard 1106 Twelve Aero Sport Coupe. Conservando el estilo de la época, insertaba la aerodinámica y la línea Fastback para conquistar miradas. Este estilo va a predominar durante una larga temporada, derivando en coches deportivos muy queridos y admirados, extendiéndose por todo el mundo como un rumor suculento de una persona poco querida.

Los beneficios técnicos de este estilo no deben ser infravalorados. Modelando de esta manera los coches, conseguimos un coeficiente de arrastre menor debido a adquirida aerodinámica. Pese a que por esa época no disponían de túneles de viento para comprobar los fallos y ventajas de los modelos diseñados, análisis posteriores demostraron que este estilo posee un 20% menos de coeficiente de arrastre.

Actualmente tenemos variaciones de este estilo, los llamados Hatchback y Liftback. Que consisten en una puerta grande para el maletero, y un acabado algo más brusco, dejando dicha puerta casi vertical para el Hatchback. Y haciendo la parte de atrás del coche más alta, dejando la puerta del maletero prácticamente horizontal para el Liftback.

 

También han aparecido distintos conceptos dificil de decir si son Fastback o no (o sus derivados), como por ejemplo el recién anunciado Chrysler ecoVoyager Chrysler_EcoVoyager_(1)

Y para acabar, os voy a dejar uno de mis favoritos de este estilo, un modelo que ha aparecido en numerosas películas, series, vídeos musicales y anuncios de televisión. Es un coche que entra por los ojos y los oídos, y algún día espero poder ponerle la mano debajo del capó y sentir su motor (y espero que no suene demasiado vulgar). El Shelby Mustang del 67′. También llamado Eleanor, porque un coche así, se merece un nombre propio.

ford_shelby_1

Shelby Mustang 67 Eleanor

 

Un saludo y cuidado en la carretera.

Publicado en Historia y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *